NUEVA LEY PARA LOS JUBILADOS CON BASE EN AGUASCALIENTES ASEGURA 70% DE PENSIÓN DE SU SUELDO BRUTO

  • 2,300 pensionados con menos de 5 mil pesos serán beneficiados con el apoyo FAP por parte del Isssspea
  • Se busca erradicar las pensiones bajas, pues las necesidades de los adultos no se cubren con las pensiones bajas que se están dando

El 25 de julio en el Museo Descubre, el Instituto de Seguridad y Servicios Sociales para los Servidores Públicos del Estado de Aguascalientes (Isssspea), de la mano del gobernador Martín Orozco Sandoval, hizo entrega del apoyo FAP como parte del programa Bienestar al 100 en el que se les brindó a 2,300 de los actuales pensionados en Aguascalientes un beneficio extra como ayuda adicional a las recortadas pensiones que los jubilados están recibiendo. 

El FAP es un apoyo extraordinario que se les dará a aquellos que tengan pensión menor a 5 mil pesos, no es un incremento a la pensión y es independiente de la misma. El recurso para este beneficio fue de 8 millones de pesos que se vio traducido a pañales, transporte, sillas de rueda, recursos ortopédicos entre otras necesidades específicas detectadas por el propio instituto alrededor de todo el estado (incluyendo sus comunidades y grupos foráneos). El apoyo se les comenzará enviar a sus domicilios a partir de agosto, ayer se les dio sus vales.

Hugo Aguilera, director de prestaciones del Isssspea, explica que para los siguientes jubilados el esquema de pago de su pensión se verá afectado de manera positiva. Esta nueva iniciativa se propone mejorar el sueldo base de cotización de los servidores públicos beneficiado por el mismo instituto. “Anteriormente las dependencias los cotizaban con el sueldo mínimo, que les tenía permitido la ley”, comenta Hugo Aguilera. Ejemplifica diciendo que si alguien ganaba un sueldo de diez mil pesos, ante el Isssspea se les tenía cotizando con cantidades menores, de entre cuatro mil y cinco mil pesos, esto implicaba que al momento de obtener sus derechos adquiridos para poderse pensionar se iban con esa misma cantidad de pensión (esto en el caso de que el jubilado tuviera el 100 por ciento de pensión, porcentaje que se calcula dependiendo los años de servicio).

Con base en esas situaciones fue por las que se decidió mejorar el sistema de pensiones para los servidores públicos aguascalentenses. Esta ley, que ya está en vigencia, obliga a las dependencias a llevar la pensión de sus servidores públicos de confianza a un 60 por ciento de su sueldo base de cotización (haciendo énfasis a que será sobre el sueldo bruto). Para aquellos que cuenten con base, se les llevará a un 70 por ciento de su sueldo base de cotización. Para complementar la ejemplificación anterior, el director de prestaciones del Isssspea explica que si el sueldo del servidor público de base era de diez mil pesos, ahora su pensión sería de siete mil pesos. 

Hugo Aguilera prevé que todavía salgan aproximadamente 1,800 pensionados con el sistema anterior. Después de estos, aquellos que ya cuenten con la capacidad de sus derechos adquiridos, podrán entrar en el nuevo esquema de jubilación. Se pretende que las generaciones del 2001 sean las que comiencen acorde a la ley y se busca erradicar las pensiones bajas, pues las necesidades de los adultos no se cubren con las que se están dando

Añadir un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *