Enaltecer el servicio público

Con el objetivo de reconocer la importancia que tiene el servicio público en el desarrollo de los países, en diciembre de 2002, la Asamblea General de la Organización de las Naciones Unidas estableció el 23 de junio como el Día de la Administración Pública. 

En México, esta fecha fue instituida como el Día del Servidor Público; en ella, se suspenden las labores en las oficinas gubernamentales y se organiza una serie de festejos para los también llamados burócratas. En el caso del gobierno estatal de Aguascalientes y del municipal de la capital, la celebración incluye la presentación de grupos musicales y rifa de regalos. 

Se trata de uno de los varios beneficios que tienen los burócratas y que han propiciado que acceder a un puesto en el sector público sea la meta de muchos, aunque en ocasiones se pierde de vista la responsabilidad que implica servir a la ciudadanía y el honor que debería representar desempeñarse en este rubro. 

Los gobiernos, grandes empleadores 

De acuerdo con información proporcionada por la Secretaría de Administración Estatal, el Gobierno del Estado está conformado por un total de 17 dependencias y 29 organismos públicos descentralizados; ahí laboran un total de 7,544 trabajadores (3,534 y 4,010, respectivamente). 

Del total de los empleados, 5,241 son de base; 800, docentes; 1,359, mandos medios; 70 laboran por honorarios y 74 conforman la Orquesta Sinfónica de Aguascalientes. El promedio de edad de los colaboradores gubernamentales es de 42 años y medio; la mayoría son hombres. 

La Ley de Responsabilidades de los Servidores Públicos del Estado determina las obligaciones de este sector y establece las sanciones que son aplicables por los actos u omisiones en que incurran, así como los procedimientos y las autoridades para aplicarlas. 

A su vez, la presidencia municipal de Aguascalientes está integrada por 21 dependencias y cinco organismos públicos descentralizados. Laboran un total de 8,019 personas; de las cuales, 5,352 son hombres y 2,667, mujeres. La edad promedio de los trabajadores oscila entre los 40 y 43 años. Del total de empleados, 4,224 son de base; 3,709, eventuales; y el resto, de confianza. 

La secretaria de Administración del Ayuntamiento de Aguascalientes, Mónica Marcela Díaz Aranda, señala que el compromiso de esta orden de gobierno es brindar servicios públicos de calidad, por lo cual están conscientes de que deben desempeñar sus funciones –día a día– de la mejor manera posible en beneficio de los ciudadanos. 

“En la administración hay mucha gente que tiene ganas de innovar, de crecer, de cambiar el rumbo que se venía siguiendo años atrás. Hay muchas cosas muy buenas que los secretarios, directores y trabajadores están proponiendo para mejorar los servicios, los procedimientos que se llevan a cabo. Como servidores públicos, siempre podemos dar algo más y ser mejores”, puntualiza. 

Seguridad social y prestaciones 

El Instituto de Seguridad y Servicios Sociales para los Servidores Públicos del Estado de Aguascalientes (ISSSSPEA) es el encargado de otorgar las prestaciones de seguridad y servicios sociales a los burócratas, pensionados y familiares beneficiarios. 

Cuenta con 79 dependencias afiliadas: todas las que conforman al Gobierno del Estado y a los once municipios, además del Congreso de Aguascalientes, poder judicial, fiscalías, órganos autónomos y organismos públicos descentralizados; lo cual hace que su campo de acción esté dirigido a 19,500 trabajadores, así como a 5,200 pensionados. 

El director general del ISSSSPEA, Arturo González Estrada, explica que la atención médica se brinda en el Instituto Mexicano del Seguro Social, a través de un acuerdo de colaboración. 

En cuanto a otras prestaciones, los servidores públicos cuentan con una guardería ISSSSPEA, donde se atiende a 268 menores de edad; además de que otros 700 niños son cuidados en otras 18 guarderías con las cuales se tiene convenio. También tienen la facilidad de acceder a los servicios de la funeraria La Gloria. 

Pueden solicitar créditos hipotecarios para la adquisición de viviendas, terrenos o para construcción, hasta por 1,100,000 pesos, con 20 años para liquidarlos. Actualmente, están vigentes 2,200 créditos por un monto de 640 millones de pesos. Además, tienen la posibilidad de acceder a préstamos para gastos educativos, de salud, turismo y adquisición de automóviles. 

Los empleados gubernamentales con 15 años de servicio o 65 años de edad pueden pensionarse. En la actualidad, de los trabajadores que están en funciones, hay 1,450 que ya tienen derecho a jubilarse; pero hay casos en los que prefieren seguir laborando para recibir una mayor cantidad de dinero al momento de retirarse. 

Hoy por hoy, tenemos reservas para los siguientes 100 años (de pago de pensiones), eso le da mucha estabilidad al estado, indica el funcionario. Los pensionados reciben mensualmente alrededor de 7,800 pesos. 

Dejar atrás el sindicalismo paternalista: SUTEMA 

Los servidores públicos de base, que así lo deseen, pueden adherirse al Sindicato Único de Trabajadores Estatales y Municipales de Aguascalientes (SUTEMA). Su secretario general, Federico Domínguez Ibarra, señala que en 2010, cuando recibió la organización sindical, la membresía no superaba los 2,200 trabajadores, situación que ha cambiado pues la afiliación va en aumento. En el caso de la administración municipal de la capital, son 2,400 los empleados que ya representan, mientras que en el gobierno estatal velan por los derechos de 2,000 colaboradores. 

Federico Domínguez destaca que uno de los principales logros alcanzados es que dejen de hacerse distinciones entre los servidores públicos, sobre todo en lo que atañe al pago de prestaciones: no debe haber de primera, segunda o tercera, ya que las condiciones generales de trabajo son las mismas. 

“El sindicato está para la protección de los derechos del trabajador, mas también para ser vigilante de que cumplan con sus obligaciones para que tengan derecho a todas sus prestaciones

El secretario de SUTEMA considera necesario dejar atrás el sindicalismo paternalista para dar paso a uno responsable; de ahí, la necesidad de que los burócratas valoren la labor que realizan y sean conscientes de en qué instituciones se desempeñan, puesto que en ocasiones ni los sueldos ni las prestaciones se comparan con las otorgadas en el sector privado. 

Añadir un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *