Fortuna de 4 mexicanos representa 9% del PIB

Eduardo Torreblanca (ET), colaborador: Ya te escuchaba de camino aquí, a la estación, que estabas hablando con el doctor Esquivel con respecto a ese estudio, que me parece fundamental. Es un tema muy serio, muy urgente, ya era urgente hace 30 años.

Alejandro Cacho (AC): ¿Pero cómo es posible que no hayamos hecho nada?



ET:Mira, en nuestro ejercicio periodístico, y tú lo entenderás perfectamente bien, a veces tenemos la posibilidad de estar en los extremos, hablar con las personas con mejores recursos o mayores recursos en el país y tenemos a veces que atender los casos en donde ves una circunstancia de miseria, que es inadmisible para quien tiene un poco de sensibilidad.

O sea, no es posible que esos mexicanos estén viviendo en las condiciones en que están viviendo, no solamente porque cortas al país a la mitad en cuanto a que hay quienes pueden consumir y quienes no pueden consumir, una cuestión elemental de moral. No puedes permitir que en tu país haya tal nivel de pobreza, no es posible sostenerla.

Tengo varios datos, algunos de este estudio y algunos otros más que te van a dejar y van a dejar al público seguramente muy asombrados.

En el 2015 tan solo cuatro mexicanos detentan una fortuna equivalente al 9 por ciento del Producto Interno Bruto, eso ya lo hemos mencionado. El 1 por ciento de la población nacional con mayores ingresos, es decir, aproximadamente un millón 200 mil mexicanos, detenta el 43 por ciento de la riqueza nacional, 43 por ciento. Un millón gana o tiene propiedades equivalentes a lo que gana o tiene como patrimonio 50 millones de mexicanos. O sea, el problema no es solamente la pobreza, sino la distancia entre los extremos.

Otro dato, no del estudio mencionado, refiere que 8.7 millones de familias, de aproximadamente 30 millones de familias que habrían en México, participan del 83 por ciento de la riqueza nacional; 21 millones de familias más se conformarían con repartirse el 17 por ciento restante; o sea, es el 7 por ciento del pastel.

Yo recuerdo que antes decían que primero, para repartir bien el pastel, hay que tenerlo y desde entonces a la fecha del horno han salido muchos pasteles, hay muy pocos gordos y hay muchísimos flacos porque no les ha tocado rebanada de este pastel. Es un asunto que nos va a cobrar, por la inseguridad y la paz social que pudiera llegar a distorsionarse o a perderse o ponerse en riesgo en un futuro.

La Cepal confirma que México ha avanzado en el combate a la pobreza extrema y pobreza, el nivel de reducción se estima entre uno y cuatro puntos porcentuales entre el 2000 y 2012, sin embargo hay países que han sido más eficientes que nosotros.

El promedio de reducción de la pobreza en América Latina fue de entre 6.9 y 16 puntos porcentuales contra 1 y 4 por ciento que pudo obtener México y hay países, como Perú, que se observó una reducción de pobreza entre 17 y 25 por ciento. O sea, sí hemos reducido el nivel de pobreza, pero lo hemos reducido por debajo de lo que otras naciones en América Latina han podido hacer.

Y con datos del Coneval, del Consejo Nacional de Evaluación de Políticas de Desarrollo Social, te proporciono los datos de los estados donde hay más pobreza en el país: Chiapas con 75 por ciento.

AC: ¿75 por ciento de la población?

ET: De la población está en niveles pobreza o pobreza extrema. Guerrero con 70 por ciento, Puebla con 65 por ciento.

AC: ¿Puebla?

ET: Quién lo diría. Oaxaca con 62 por ciento.

AC: ¿Puebla por encima de Oaxaca?

ET: Datos de Coneval. Tlaxcala con 58 por ciento, Michoacán con 55 por ciento, Zacatecas con 54 por ciento, Hidalgo con 53 por ciento y Veracruz, siendo un estado con tantos recursos…

AC: Tan rico.

ET: Tiene 52 por ciento.

Ahora vamos a pobreza extrema: Guerrero y Chiapas tienen el 32 por ciento de su población en pobreza extrema, Oaxaca con 23 por ciento, Michoacán con 15 por ciento, Puebla con 17 por ciento y Tabasco y Veracruz con 14 por ciento.

Imagínate de cuántas, ocho entidades con niveles de pobreza muy altos.

AC: Sí, la cuarta parte.

ET: Sí, eso no es posible que haya sucedido y que suceda después de tantas décadas y ahora, que hemos perdido el beneficio de la renta petrolera, es más complicado atender estos problemas sociales, que indudablemente son una cuestión de elemental humanidad atenderlos.

AC: Lo que le decía al doctor Esquivel hace un rato es: si ya sabemos que el modelo económico es el que está provocando esto, ¿qué esperamos para cambiarlo?

ET: Yo estoy totalmente de acuerdo contigo. Ahora, ¿no lo quieres cambiar porque es la ortodoxia sobre la ortodoxia? Entonces, ¿sabes qué? Tienes que ingeniarte políticas públicas que propicien, en el mediano y largo aliento, en el mediano y largo plazo, un proceso de distribución más justa de la riqueza.

Lo hizo Lula Da Silva, lo pudo hacer, fue un caso incluso de reconocimiento internacional. ¿Por qué no lo puede hacer México? Por supuesto que lo puede hacer México, es una cuestión de voluntad política.

AC: Sólo que lo hagan con cuidado y con inteligencia porque a Lula Da Silva le salió bien, pero hoy estamos viendo las consecuencias.

ET: Sí, es cierto porque hoy estamos viendo un…

AC: Problemas serios.

ET: Ya iremos viendo las manifestaciones que se vendrán por eso de la Olimpiada.

Ahí está el reto en México que tenemos que atender.

Añadir un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *